El ámbito está organizado fundamentalmente en torno al desarrollo de las capacidades básicas de cálculo y razonamiento matemático, así como de la capacidad de interactuar con el mundo físico a través de la observación, indagación, experimentación, análisis y resolución de problemas. Se persigue un mejor conocimiento del mundo natural, una alfabetización científica que ayude a la comprensión de la realidad, desarrollar la capacidad de cálculo y razonamiento para enfrentarse a situaciones cotidianas, producir e interpretar información y facilitar la resolución de problemas.